El Impacto del Rebranding en los Equipos Internos

Un enfoque en el Endomarketing

El rebranding de una empresa o una institución es un momento emocionante y desafiante, ya que implica mucho más que un simple cambio de logo o imagen corporativa. También puede ser una oportunidad para impulsar el crecimiento y la diferenciación dentro del mercado.

Una de las aristas para abordar cuando se piensa y planifica un rebranding es el impacto que tiene el mismo en los equipos internos de una organización. 

Y este impacto tiene que estar direccionado, planificado y controlado. “A través de distintas estrategias se busca generar un sentido de pertenencia y compromiso en los colaboradores hacia la marca y la organización en la que trabajan. Es como tener la camiseta puesta y sentirse parte de un equipo ganador. Cuando se lleva a cabo un rebranding, es crucial que se implementen acciones de endomarketing para que los equipos internos se sientan involucrados y comprometidos con los cambios que se avecinan”, explica Carlos Tavella, Director de Cuentas de Énfasis People & Brands.

El rebranding no sólo afecta la imagen externa de la empresa, sino también la interna. Es decir, no sólo estamos hablando de la forma en que nuestros clientes perciben nuestra marca, sino también de cómo nuestros colaboradores la perciben. “Y ahí es donde entra en juego el concepto de “la marca empleadora”. Nuestra marca debe ser atractiva y generar orgullo entre nuestros colaboradores, ya que ellos son los embajadores más cercanos de la organización. El rebranding nos brinda la oportunidad de fortalecer nuestra marca empleadora y reforzar el sentido de pertenencia en nuestros equipos”, explica Tavella. 

Un dato no menor es que debemos tener en cuenta las diferentes generaciones presentes en nuestra organización. Cada generación tiene sus propias características y valores, lo que puede influir en la forma en que perciben y se adaptan al rebranding.  

“Sin embargo, no debemos olvidar que las diferencias generacionales también pueden ser una ventaja. La combinación de perspectivas frescas y la experiencia de los “veteranos” puede enriquecer el proceso de rebranding y ayudar a encontrar soluciones creativas. Es importante fomentar la colaboración entre diferentes generaciones y crear espacios de diálogo donde todos los equipos internos puedan expresar sus ideas y preocupaciones”, explica Carlos Tavella. 

En conclusión, el rebranding de una marca tiene un impacto significativo en los equipos internos de una organización. El endomarketing, la marca empleadora, el sentido de pertenencia y la consideración de las diferentes generaciones son elementos clave para asegurar una transición exitosa. Como equipo, debemos estar dispuestos a abrazar los cambios, comunicar de manera efectiva y fomentar una cultura de colaboración. 


Carlos Tavella

Director de Cuentas, Énfasis People & Brands

Pensemos juntos tu próximo proyecto