feliz

Qué pueden hacer las empresas para que usted sea feliz en su trabajo

MANAGEMENT Por Marcelo Gordín, director de Énfasis Motivation Company

En este artículo, Marcelo Gordín asegura que, en la actualidad, colaborar con el bienestar de los empleados se convirtió casi en una obligación para las compañías modernas y que se puede lograr con acciones concretas y duraderas en el tiempo

 

La palabra felicidad deriva del latin “felicitas” y significa cualidad de contento, satisfecho, mientras que trabajo proviene del latín tripalium que aludía a los tres palos con los que sujetaban a los esclavos para torturarlos.

Laburar nace en la cárcel y se utilizaba cuando un preso mandaba a otro a “hacer un trabajito” – es decir, a robar- y deriva de “laboro” en italiano, cuyo significado es colgar, y negocio es la negación del ocio.

En la historia pareciera que ser feliz y trabajar están en la vereda de enfrente y se podría decir que en su concepción original -hace miles de años- era así. Todos escuchamos alguna vez la frase: “Te ganarás el pan con el sudor de tu frente”. Estar en relación de dependencia y tantas otras expresiones que usamos a diario y no reparamos en su significado siguen la misma línea.

Pero todo ha cambiado radicalmente. El foco fundamental de las nuevas generaciones está en disfrutar cada momento, pasarla bien y hacer lo que a cada uno le gusta.
Y bienvenido sea, porque, ¿es justo pasar nueve horas por día “sufriendo”? Si le sumamos el tiempo de viaje – que sí es un sufrimiento- se pasa más de diez horas por día en el trabajo, por lo que es inteligente agotar todos los recursos para estar contento.

En la actualidad, las compañías invierten mucho tiempo, dinero, y recursos humanos para lograr que los colaboradores estén felices, de hecho ya existen varias empresas con “Gerencias de Felicidad”, aunque parezca sorprendente.

El desafío hoy en día es que los equipos logren sus objetivos, y además que la pasen bien, que encuentren espacios de alegría, de felicidad y satisfacción.

Si bien es cierto que cada persona disfruta de cosas diferentes, se podría decir que existen algunos patrones comunes con los que los equipos de Recursos Humanos pueden trabajar para que la fórmula S=R-E -Satisfacción igual a realidad menos expectativa- nunca de negativa.
Es decir, la expectativa nunca debe ser mayor a la realidad porque si esto ocurre las nuevas generaciones se cansan de esperar y se marchan a otra empresa. Lo que genera altos costos derotación en toda compañía.

Son muchas las religiones, culturas y autores que hablan sobre los cuatro ejes o dimensiones que hacen al equilibrio personal: lo Físico, lo Mental, lo Espiritual y lo Social. Todos coinciden que la armonía en los cuatro ejes hacen que una persona esté mejor.

Si seguimos la línea de pensamiento de lo que ocurría con “el trabajo” hace muchos años era impensado que las empresas tomen en cuenta estas variables, había que “producir, producir y producir”. La cuestión del bienestar era un tema personal y había que buscarlo afuera de la empresa.

Hoy los tiempos cambiaron y hay infinidad de acciones para realizar con los equipos para contribuir con el equilibrio del cuerpo, la mente, y el espíritu.

Las actividades de trabajo en equipo, en formato de festejos, en acciones de mejora de clima o en acciones de responsabilidad social empresaria son la representación y la activación de estas cuatro dimensiones.

En lo físico las compañías participan de maratones, fomentan la comida sana, muchas tienen gimnasios in company, organizan torneos de fútbol, entre otras acciones. En esta línea hay cada vez más empresas que tienen botellas de agua mineral en los escritorios, frutas en los pisos y barras de cereal. Todo orientado a cuidar la salud, la alimentación y fomentar la actividad física y una vida sana.

En lo mental, la capacitación es un tema central en las empresas – tanto en las grandes como en las Pyme-. Las compañías solventan carreras universitarias, cursos de idiomas, etc. Existen otras que también fomentan la lectura con bibliotecas in company o itinerantes para que los colaboradores se lleven libros, lean y los devuelvan. Este tema es central ya que las nuevas generaciones están perdiendo cada vez más el hábito de la lectura.

En el plano espiritual, que a priori pareciera el más espinoso ya que la espiritualidad es un tema demasiado personal, las empresas pueden contribuir a través de actividades solidarias, acercando clases de yoga, talleres in company como “El arte de vivir”, entre otros.

Y el plano social posee un rol muy importante ya que las relaciones interpersonales y el clima organizacional hacen la gran diferencia en los equipos.

En este sentido son muchísimas las acciones que desarrollan las empresas: fiestas de fin de año, visitas a las plantas u oficinas de los hijos, jornadas de recreación, actividades de team building, festejos de los cumpleaños del mes, y family day, entre otras.

El otro punto significativo a la hora de pensar en la felicidad dentro del trabajo está relacionado con el espacio físico que ayuda a las cuatro patas descriptas. Son cada vez más las empresas que tienen oficinas con salas de relax, juegos -metegoles, play station, ping pong, entre otros-, espacios abiertos para trabajar vía wifi, terrazas, salas con sillones cómodos, y otras amenities.

Es que, colaborar con la felicidad de los colaboradores ya se ha convertido casi en una obligación para las empresas modernas y se puede lograr con acciones concretas y sustentables a lo largo del tiempo.

 

Fuente: Iprofesional – Suplemento Management

 

This post is also available in: Inglés